> 
 > 

Rutas en moto por España  


Publicado el 08/05/15
Incomparable clima, amplia red de carreteras y variedad de paisaje: España, destino “motero” por excelencia. Modelo de biodiversidad, emoción y aventura para los aficionados a las dos ruedas de todo el mundo.
Moto aparcada frente a un bonito paisaje.

En España, se dan las mejores condiciones para viajar en moto: buen clima casi todo el año,   un ecosistema rico y variado y una extensa red de carreteras de más de 370.000 kilómetros.   Además del reconocido atractivo turístico y cultural del país, las rutas “moteras” españolas se encuentran entre las más valoradas  por los aficionados de todo el mundo.   

En las 17 comunidades autónomas, existen magníficos itinerarios para recorrer en moto. España puede presumir de tener la segunda mayor altitud media de Europa después de Suiza, ser un paraíso de biodiversidad y destino de gran atractivo para los “moteros”. 

* Cataluña. Es la región más “motera” de España y donde mayor arraigo tiene la afición.  En el distrito de Barcelona, destacan las rutas por  las famosas sierras de Montseny y Montserrat, con sus fascinantes curvas. Sin olvidar los Pirineos, paraíso “motero” por excelencia con espectaculares rutas por los puertos de montaña más altos de España. En la zona de los Pirineos de Huesca, está la famosa Ruta de los Penitentes, un recorrido de 700 kilómetros y 17 puertos  de los que “dejan huella”, cita ineludible para la afición.   

* Andalucía. La región andaluza está entre los destinos mototurísticos más valorados del mundo.  Una de las rutas “moteras” más atractivas es la que va desde el Cabo de Gata, en el pueblo de Níjar (Almería), hasta Granada capital. La aridez del desierto y la frescura del mar se unen en un inolvidable trayecto plagado de pintorescas aldeas. Como parada obligatoria, el desierto de Tabernas y la Alpujarra, un entorno singular en la ladera de Sierra Nevada.  

* Cantabria. Las rutas que van desde el centro de la península hasta Cantabria se encuentran entre los mejores tramos de moto de España, con gran variedad de pendientes y trazados. Uno de los más famosos es el de San Glorio, comenzando en Riaño y terminando en Potes. Un espectacular recorrido de 55 kilómetros con curvas entrelazadas, desfiladeros y vertiginosos descensos. 

Otro singular atractivo de las rutas cántabras es que sus puertos de montaña y marinos están muy próximos, lo que permite al “motero” pasar en pocos minutos de carreteras a 1.500 metros de altura, colgadas en piedra, a tranquilas playas de fina arena. 

* Asturias. Es el destino ideal para los “moteros” amantes de las carreteras serpenteantes y curvas sin interrupción. La verticalidad de sus montañas, unido a la belleza de sus valles y lo agreste de sus costas hacen que en Asturias cualquier recorrido merezca la pena.  Cabe destacar la ruta de Cudillero, un extenso itinerario por el occidente astur que empieza y termina en Avilés.