> 
 > 

Equipamiento vintage para motoristas  


Publicado el 03/10/18

Sin duda, las motos clásicas están de moda. Pero para conducirlas con seguridad es aconsejable equiparse correctamente. Si aún no conoces el equipamiento vintage para motoristas, ¡sigue leyendo!


En los últimos años se ha incrementado el interés de los aficionados por las motos clásicas, tanto por las que ya tienen unos añitos y presumen de dicha condición como por las de nueva factura que hacen gala de una estética retro. En cuanto a las primeras –sobre todo las pertenecientes a marcas españolas–, están viviendo una segunda juventud, como lo demuestra el que su precio se haya duplicado en muy poco tiempo. Y por lo que respecta a las segundas, a su diseño “vintage” suman las soluciones tecnológicas y de seguridad propias del siglo XXI.

Independientemente del tipo de moto clásica que posean, los fabricantes de equipamiento motero no han descuidado a sus usuarios. Y para satisfacer las necesidades de este tipo de motoristas han desarrollado complementos específicos que, lógicamente, destacan por una estética que casa a la perfección con el vehículo. Hablamos, pues, de una equipación similar a la que se comercializaba en el siglo pasado pero, obviamente, con unos estándares de seguridad propios de nuestros días.

Si eres un aficionado a las motos clásicas, estás valorando la posibilidad de adquirir una y todavía no estás familiarizado con el equipamiento “vintage” para motoristas, sigue leyendo y toma nota si deseas disfrutar de tu nueva compañera de aventuras con estilo y seguridad.

¿Un casco “vintage” de motorista debe estar homologado?

A la hora de elegir el equipamiento “vintage” tendrás que empezar por el casco. En España, su uso comenzó a ser obligatorio en 1982 y desde entonces ha contribuido a salvar muchas vidas y a minimizar las consecuencias de los accidentes sufridos por los motoristas. Tanto si pilotas una moto clásica como una deportiva de altas prestaciones o un scooter de 125 cc, es muy importante que no lo olvides. Actualmente, no hacer uso del casco se considera una infracción grave que es castigada con la retirada de 3 puntos del carnet de conducir y también conlleva una sanción económica.

Asimismo, en el caso de que hayas heredado un casco “pata negra” de hace unas décadas debes tener presente que es muy probable que sus propiedades ya no sean las mismas. Aunque visualmente no lo parezca, un casco de moto tiene caducidad. Y no menos relevante: ese casco tan “auténtico” con 30 o 40 años a cuestas no te brindará los mismos niveles de seguridad.

Lo más aconsejable es que adquieras un casco nuevo. En los establecimientos especializados encontrarás modelos de diferente diseño y aptos para todos los bolsillos: desde cascos integrales para pilotar motos clásicas de estilo “racing” hasta cascos abiertos, más propios para presumir de motocicleta retro durante un tranquilo paseo dominical.

Eso sí: además de comprobar su calidad –como, por ejemplo, si el interior es hipoalergénico y extraíble o si la pantalla solar protege de los rayos ultravioleta–, es esencial que verifiques si es un casco homologado. De no ser así, podrías ser sancionado. Y una vez adquirido tu casco de diseño “vintage”, procura limpiarlo periódicamente para prolongar su vida útil.

Chaquetas de estilo retro: ante todo, seguras

Naturalmente, en tu equipamiento “vintage” debes incluir una chaqueta. Pero no pienses que sirve una cualquiera… Aunque en el armario tengas colgada una flamante chupa rockera de cuero o un bonito tres cuartos de diseño retro, si carecen de protecciones, por mucho que te hayan costado, te protegerán menos que una prenda de motorista.

Al respecto, según un informe de la Asociación de Constructores Europeos de Motocicletas (ACEM), una chaqueta de calle de algodón, tejido vaquero, piel fina o nailon ofrece un nivel de protección del 71%, mientras que el de una prenda específica para usuarios de moto supera el 90%.

Al igual que sucede con los cascos, te sorprenderá saber que en el mercado se comercializan todo tipo de chaquetas de estilo “vintage”, aunque las más demandadas son las chupas de cuero cortas y los tres cuartos confeccionados en piel o algodón.

En cualquier caso, a la hora de comprarla piensa antes si vas a utilizarla durante todo el año o solamente en algunas estaciones. Y una vez seleccionado el modelo, comprueba que te encuentras cómodo dentro de él y que cuenta con protecciones homologadas en, al menos, los hombros y los codos.

Guantes clásicos: ¡cuidado con el diseño!


Igualmente, en tu equipamiento “vintage” no pueden faltar unos guantes, un complemento del que nos hemos ocupado en Territorio AMV en distintos artículos. Y en todos ellos, haciendo referencia al citado informe de ACEM, hemos recordado que los modelos específicos de motoristas incrementan la seguridad hasta en 10 puntos porcentuales en comparación con los convencionales de calle.

Dentro de la oferta de los guantes de motorista de diseño retro, los modelos de cuero son los reyes, aunque en su confección también se emplean la piel de ante o los materiales textiles. Eso sí: no te aconsejamos que adquieras unos guantes cortos, ya que dejan la mitad de los dedos al descubierto. Aunque sean de cuero y posean refuerzos, en caso de caída no te ofrecerán protección. Por muy “genuinos” que te parezcan, opta mejor por unos guantes cerrados, igual de atractivos y mucho más seguros que los cortos.

Antes de adquirir unos guantes de motorista de estilo retro, considera estos consejos:

·         Asegúrate de que cubren manos y muñecas completamente.

·         También que se ajustan perfectamente y que no presentan holgura.

·         Y si los vas a utilizar en invierno, elige unos guantes impermeables con aislante térmico. El frío y el agua son malos enemigos para los motoristas y reducen la sensibilidad y el tacto de las manos al conducir.

Pantalones: los vaqueros ganan terreno


El vaquero es el pantalón “de toda la vida”. Se trata de una prenda universal, y de aceptación generalizada, con la que podemos ir al trabajo o al hipermercado. Sus usos son infinitos. Así pues, no es extraño que se haya convertido en un complemento ideal para montar en moto clásica. Al fin y al cabo, el pantalón vaquero se patentó a finales del siglo XIX, coincidiendo en el tiempo con la aparición de la considerada primera motocicleta de la historia.

En la elaboración de los pantalones de motorista suele combinarse el tejido vaquero con otros como la Cordura, el Kevlar o la poliamida para reforzar sus propiedades antiabrasión. Y también se incluyen protecciones de cadera y rodilla. Un desarrollo que convierte al pantalón vaquero de motorista en una prenda cara. Pero piensa que ofrece un nivel de protección del 96%, muy por encima del 65% de un pantalón vaquero de calle. Visto así, ¡su adquisición merece la pena!

Calzado específico: esencial para tu seguridad

Y tu equipamiento motero “vintage” no puede completarse sin un calzado específico. Como sucede con las diseñadas para otro tipo de motos, existen diferentes botas de diseño retro: desde modelos altos para conducir en carretera hasta botines cortos de uso diario en ciudad. Cualquiera de ellos te brindará un factor de protección del 93%, el doble del que ofrece el calzado casual.

Por lo tanto, con el calzado… ¡no te la juegues! Y llegado el momento de “rascarte” el bolsillo, sé racional en tu compra: pruébate las botas, verifica que te protegen los tobillos y que también disponen de zonas reforzadas en otras partes del pie o suela antideslizante, así como membrana impermeable o perforaciones en función de si eliges un modelo para otoño-invierno o primavera-verano.

AMV Legend protege tu casco y chaleco airbag

Si eres propietario de una moto clásica con una antigüedad de 20 años o más, en AMV te facilitamos asegurarla. ¿Todavía no conoces los seguros AMV Legend? Te ofrecemos la posibilidad de contratar el mejor seguro para tu moto clásica, en sólo 3 minutos, sin moverte de casa. Entra ahora en nuestro tarificador online para seguros de motos clásicas y obtén tu presupuesto personalizado.