> 
 > 

Concentraciones y rutas moteras por Castilla y León  


Publicado el 04/01/17

Si vais a acudir a alguna de las concentraciones moteras que se celebrarán en enero, a través del presente post proponemos una serie de recorridos alternativos que os permitirán conocer parte del rico y atractivo patrimonio castellanoleonés, desde el castillo de Simancas hasta el Parque Natural de las Hoces del Río Duratón. ¡Buenas curvas!


 

Como ya es tradicional desde hace varias décadas, durante el mes de enero miles de motoristas procedentes de todos los rincones de la geografía nacional y también de otros países se darán cita en Castilla y León para participar en las tres concentraciones moteras invernales con más solera de nuestro país. Reuniones que contemplan un sinfín de actividades, desde conciertos musicales hasta los emotivos desfiles de antorchas para recordar a los moteros que ya no se encuentran entre nosotros, sin olvidar las excursiones a poblaciones vecinas.

En el caso de Pingüinos, se trata de la concentración invernal más veterana de España, ya que su primera edición tuvo lugar en 1982. Desde entonces, se ha celebrado en distintos enclaves vallisoletanos y en 2017 tendrá su centro neurálgico en una zona de acampada habilitada en el punto kilométrico 4,5 de la carretera CL-610 que une Valladolid con Puente Duero.

Aunque el programa de Pingüinos contempla alguna excursión turística por la zona, si deseáis “devorar” kilómetros por vuestra cuenta os proponemos tomar la vía de circunvalación VA-30 que conduce a la autovía A-62. Una vez en ella, en poco más de un cuarto de hora habréis llegado a Simancas, donde podréis fotografiaros ante su bien conservado castillo –en la actualidad, sede del Archivo General del municipio–, visitar la iglesia parroquial de El Salvador (siglo XVI) o dar un paseo por el puente medieval ubicado en la ribera del Pisuerga.


La Leyenda Continúa

Y si decidís cambiar de concentración, en Valladolid podéis tomar la autovía A-601 hasta la salida 55 para enlazar con la SG-205, carretera que conduce a Cantalejo (Segovia). Tras recorrer unos 92 kilómetros en total, habréis llegado a la sede de La Leyenda Continúa.

En esta ocasión, sus organizadores también han querido fomentar las visitas a los denominados “pueblos amigos”. Entre ellos figura Cuéllar, a 37 kilómetros de Cantalejo por la carretera SG-205. En Cuéllar, que tiene a gala celebrar los encierros taurinos más antiguos de España, se encuentra el imponente castillo mandado construir en su día por Álvaro de Luna, condestable de Castilla. Declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931, en sus instalaciones se ubica la Oficina de Turismo de la localidad.

Otra interesante opción, partiendo siempre de Cantalejo, es poner rumbo al sur por la carretera CL-603. Tras recorrer 15 kilómetros se llega a Turégano, situado sobre el emplazamiento de un antiguo castro romano. Al igual que Cuéllar, uno de los principales reclamos turísticos de la población es su castillo, levantado en torno a la iglesia de San Miguel (siglos XII y XIII). Una vez concluida, fue el obispo Juan Arias Dávila quien decidió construir una fortificación sobre el templo de estilo románico.

Dentro de los “pueblos amigos” de La Leyenda Continúa también se ha incluido a San Pedro de Gaíllos. Situado al este de Cantalejo, para visitarlo es preciso tomar la carretera SG-205 durante 10 kilómetros para, a continuación, coger el desvío de la SG-V-2327. Esta localidad destaca por su apego a las tradiciones. Así, cuenta con el Centro de Interpretación del Folklore y también con el Museo del Paloteo, un espacio etnográfico dedicado a las ancestrales danzas de palos.

Deshaciendo el camino, y enlazando con la SG-232, en unos 15 minutos estaréis aparcando vuestras motos en Sepúlveda. En esta población situada junto al Parque Natural de las Hoces del Río Duratón os aconsejamos reponer fuerzas y degustar la gastronomía local en alguno de los figones que se ubican en la calle Lope Tablada de Diego. Y después, por aquello de “bajar la comida” y evitar la somnolencia, también es recomendable pasear por su casco antiguo, declarado Conjunto Histórico-Artístico y entre cuyo patrimonio cabe resaltar el castillo de Fernán González, la iglesia románica de El Salvador –la más antigua de la provincia de Segovia–, los restos de la muralla (siglo X) o la Casa de los Proaño.

 

Motauros

Y una semana después de Pingüinos y La Leyenda Continúa le tocará el turno a Motauros, concentración que tendrá lugar en Tordesillas (Valladolid), localidad situada sobre la vega y ribera del Duero. Una vez en ella, es aconsejable acercarse a la Oficina de Turismo y no sólo para recabar información: la misma se encuentra en las conocidas como Casas del Tratado, en las que, allá por 1494, Castilla y Portugal se repartieron las tierras del Nuevo Mundo.

Además, estos dos palacios unidos albergan el Museo del Tratado de Tordesillas y una exposición de maquetas de edificios emblemáticos de Castilla y León, como el desaparecido Palacio Real en el que Juana la Loca estuvo recluida, durante 46 años, hasta su fallecimiento en 1555.

Y desde Tordesillas se realizará una excursión motera a la vecina Toro, ya en la provincia de Zamora. Un recorrido de 36 kilómetros por la A-11 que permitirá, una vez en el destino, conocer una localidad amable, tranquila y llena de parajes cercanos al río Duero. Además, da nombre a la Denominación de Origen Toro, que, actualmente, avala la calidad de los caldos de 51 bodegas –la degustación de vinos, mejor con la moto aparcada y a buen recaudo–.

 

Mantenimiento y equipamiento

Como veis, estos recorridos por carreteras castellanoleonesas os permitirán conocer un importante legado de nuestro patrimonio. Pero si deseáis realizarlos con total solvencia y seguridad, es importante que vuestra moto se encuentre en perfecto estado de revista. Al respecto, os recomendamos leer con atención el artículo “Consejos de mantenimiento para los meses más fríos del año”.

En él os recordamos la necesidad de revisar a conciencia el vehículo, a ser posible por los profesionales de un centro especializado. Desde el “buen estado de salud” del motor hasta la transmisión, sin olvidar el denominado “triángulo de seguridad” formado por neumáticos, amortiguadores y frenos.

En el caso de los primeros, no os la juguéis, ya que son el único nexo de unión entre vuestra moto y el asfalto. Revisad las presiones –atendiendo siempre a las indicaciones del fabricante– y al menor síntoma de desgaste de la banda de rodadura, sustituid los neumáticos por otros nuevos. Es probable que el hielo y la lluvia hagan acto de aparición y resultará esencial disponer de una óptima adherencia y un dibujo que ayude a prevenir el temido “aquaplaning”.

Igualmente, del buen o mal reglaje de las suspensiones dependerá que vuestra moto sea más o menos estable. Y por lo que respecta a los frenos, es de vital importancia revisar el nivel y estado del líquido, así como los discos y las pastillas, para asegurar que el vehículo se detenga eficazmente.

A continuación, y no por ello menos relevante, para disfrutar de vuestra concentración motera invernal favorita debéis prestar especial atención al equipamiento y no dejar nada al azar: casco, chaqueta, pantalón, guantes y botas serán vuestros mejores aliados para combatir las bajas temperaturas y protegeros en caso de caída. Y en el supuesto de ser testigos del accidente de otro motorista, mantened la calma y seguid los consejos que os detallamos en el post “Protocolo PAS: Cómo actuar en caso de accidente”.

Finalmente, en ruta no tengáis la osadía de marcar la “pole position” con el deseo de ser los primeros en llegar al destino fijado. Prisas, las justas. En las concentraciones invernales de lo que se trata es de disfrutar y pasárselo bien. En definitiva, tener un buen recuerdo de las experiencias vividas con otros moteros. Por ello, sobre todo si vais a desplazaros con varios compañeros de aventuras, os aconsejamos leer con atención el artículo “Circular en moto en grupo: cómo hacerlo con seguridad”.

Por todo lo expuesto, desde AMV os deseamos que disfrutéis de las concentraciones moteras que se celebrarán en Castilla y León. Y ya puestos, que realicéis algunas de las rutas que os hemos propuesto en el presente post. ¡Buenas curvas!

 

También puedes leer:

Las concentraciones de motos: afición, pasión y amistad

Rutas en moto: el Camino Francés por Castilla y León

Ruta en moto: el litoral asturiano

Las mejores rutas en moto por Europa