> 
 > 

Consejos para hacer la Ruta 66 en moto  


Publicado el 27/06/18

¿Qué motero no ha soñado alguna vez con hacer la Ruta 66 en moto? Si estás pensando en recorrer La Carretera Principal de América, a través del presente post te brindamos unos valiosos consejos. Toma nota y ¡buen viaje!

Cada vez son más los moteros que se animan a salir de nuestras fronteras y conocer el mundo a lomos de su compañera de aventuras. Desde rutas por África hasta itinerarios que atraviesan la cordillera del Himalaya o conducen al emblemático Cabo Norte, los recorridos en moto a lo largo y ancho del planeta son infinitos.

Pero, sin duda, de todos ellos el más icónico se encuentra en EEUU. Efectivamente, nos referimos al que transcurre por la icónica US 66, popularmente conocida como Ruta 66, una de las carreteras más famosas del mundo y la más emblemática para el colectivo de los motoristas. Porque, ¿qué motero que se precie de tal no ha soñado alguna vez con recorrer la Ruta 66 mientras escucha o tararea canciones como la inolvidable “Born to Be Wild” de la película “Easy Rider”?

Si has oído hablar de la Ruta 66 pero aún no tienes muy claro cuál es su itinerario, en qué época del año es mejor recorrerla o qué documentación se precisa para entrar en EEUU como turista, a través del presente post te ofrecemos una información básica que te ayudará a planificar tu viaje. ¡Toma nota!

Un poco de historia: auge, caída y resurgimiento de la Ruta 66 

El origen de la también conocida como The Main Street of America (La Carretera Principal de América) o The Mother Road (La Carretera Madre) se remonta a los años 20 del siglo pasado. En concreto, la Ruta 66 comenzó a promoverse en 1923 con el objetivo de unir el este y el oeste de los EEUU. Cuatro años después, ya señalizada, permitía recorrer los casi 4.000 kilómetros que separaban Chicago (Illinois) de Los Ángeles (California) atravesando los estados de Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México y Arizona.

Con el transcurrir del tiempo, la Ruta 66 vio cómo se modificaba su trazado. Así, entre otros cambios significativos, la ciudad de Santa Mónica sustituyó a la de Los Ángeles como final del recorrido. Y poco a poco, la carretera fue incrementando su importancia no sólo como vía de transporte de mercancías o de flujo migratorio, sino también como reclamo turístico. En torno a ella se generó riqueza y durante décadas fueron muchos los hoteles, restaurantes, puestos de comida rápida, tiendas de recuerdos, gasolineras, etc., que prosperaron gracias al elevado tránsito que registraba.

Sin embargo, su auge se vio frenado, sobre todo, a raíz de su descatalogación en 1985. Aquel año, al considerarse que ya no era relevante, la Ruta 66 fue “desterrada” de la red de carreteras de EEUU y el recorrido entre Illinois y California pasó a realizarse a través de amplias y modernas autopistas interestatales.

Afortunadamente, diversas asociaciones y grupos de interés trabajaron para recuperar el otrora esplendor de la Ruta 66. Y, ciertamente, lo han logrado. Lejos de caer en el olvido, La Carretera Principal de América vive una segunda juventud y cada año es recorrida por miles de turistas y curiosos.

Gente que queda fascinada por los numerosos atractivos que ofrece, desde la estancia en ciudades tan distintas como Chicago y Las Vegas hasta la posibilidad de visitar espacios naturales como el Gran Cañón o las no menos míticas Montañas Rocosas, pasando por el Museo de la Ruta 66 o el Cadillac Ranch, al que Bruce Springsteen dedicó una canción. En definitiva, la Ruta 66 te permitirá sumergirte en la América más profunda, viajar al pasado y vivir tu película motera en primera persona.

¿En qué época del año es aconsejable realizar la Ruta 66 en moto?

Si después de esta introducción te animas a recorrer la Ruta 66 en moto, lo primero que debes saber es en qué época del año es aconsejable realizarla. Según los expertos, lo suyo es hacerla entre los meses de julio y septiembre. Son los más calurosos –sobre todo en los estados que se encuentran más al sur de EEUU– pero evitarás las lluvias de mayo y junio y las nevadas del invierno. En el caso de Chicago –punto de partida de la Ruta 66–, entre noviembre y marzo el termómetro presenta valores negativos y la sensación térmica puede que te haga parecer que te encuentras en un glacial…

Independientemente del mes elegido, no descuides el equipamiento. Considerando que las temperaturas varían de un estado a otro incluso en verano, una buena opción es realizar la Ruta 66 con un conjunto de chaqueta y pantalón de tres capas con membrana y forro extraíbles.

¿Cuánto tiempo se debe invertir en recorrer la Ruta 66 en moto?

Si tu presupuesto es generoso y puedes permitírtelo, lo suyo es que inviertas más de dos semanas en completar el recorrido. De esta forma, evitarás tener que realizar etapas maratonianas y podrás disfrutar más placenteramente de la ruta y todo lo que le rodea. Y aunque la conducción enganche, recuerda hacer paradas cada dos horas o 150 kilómetros para ir al baño o estirar las piernas. En el camino encontrarás gasolineras típicas para repostar y locales genuinamente americanos donde reponer fuerzas.

¿Qué es mejor: un viaje organizado o por nuestra cuenta?


 Ciertamente, realizar la Ruta 66 con una agencia especializada tiene muchas ventajas y es una opción muy interesante porque siempre estarás asesorado. A través de Internet podrás reservar la modalidad que más te interese: desde alquilar solamente la moto y el alojamiento para pernoctar hasta contratar una cobertura total que te garantizará el repostaje diario de gasolina, un vehículo de apoyo que se encargará de transportar tu equipaje de un punto a otro, un guía turístico bilingüe, etc. Y no menos importante: una moto de repuesto.

En el supuesto de alquilar sólo la moto y hacer la Ruta 66 por tu cuenta, es importante que tengas claro el itinerario que vas a realizar cada día, dónde vas a comer y dormir, qué lugares vas a visitar… Guías como la famosa “EZ66 Guide for Travelers”, aplicaciones como Route 66 Scavenger Hunt o Route 66: Ultimate Guide y un GPS con la cartografía local te ayudarán a no perderte y disfrutar del itinerario.

En ambos casos, llegado el momento de hacer números tendrás que sumar los importes de los billetes de avión. Si planificas el viaje con suficientemente antelación, los comparadores de vuelos te facilitarán ahorrarte un dinerito que podrás gastar durante la Ruta 66.

¿Qué documentación es necesaria para hacer la Ruta 66 en moto?

Para entrar en EEUU como turista y realizar la Ruta 66 es imprescindible contar con estos documentos:

a)      Pasaporte en vigor (con una vigencia de más de seis meses).

b)      ESTA (Electronic System for Travel Autorization). Para estancias de 90 días o menos en EEUU no es preciso disponer de un visado. A través de este enlace oficial podrás solicitar y pagar la autorización que te permitirá acceder al país.

c)      Permiso Internacional de Conducir. Es necesario para poder conducir temporalmente en países que no sean miembros de la Unión Europea. Te será de utilidad a la hora de alquilar la moto o ante un control policial de tráfico.

Otros consejos de interés para disfrutar de la Ruta 66 en moto

1.      Antes de emprender lo de “carretera y manta”, asegúrate de llenar el depósito de la moto y de cargar la batería del teléfono móvil.

2.      La hora no es la misma en todos los estados de la Ruta 66. Es importante que lo tengas en cuenta cuando planifiques la visita a lugares de interés con horario de apertura y cierre.

3.      Si vas a realizar la Ruta 66 con acompañante, te invitamos a leer estos dos artículos: “Viajar de paquete: equipamiento y preparativos” y “Viajar de paquete: comunicación y comportamiento sobre la moto”.

4.      En caso de viajar con acompañante, es recomendable que dispongáis de cascos con intercomunicadores homologados.

5.      Distribuye el equipaje en la moto de forma racional. Y aunque vayas a pasar varios días en EEUU, procura llevar lo justo y necesario. En muchos moteles podrás lavar la ropa por poco dinero.

6.      En el supuesto de tener que viajar a EEUU con medicinas, toma nota de lo que dice la Administración de Alimentos y Medicamentos del país.

7.      Conduce de forma responsable, no te piques con otros motoristas si circulas en grupo y respeta los límites de velocidad. Estos últimos están reflejados en millas por hora y pueden variar de un estado a otro. Ante un control policial, mantén la calma, actúa con normalidad y sigue las indicaciones del agente encargado de regular el tráfico.

8.      Si no quieres que tu Ruta 66 concluya antes de tiempo, no ingieras alcohol durante los recorridos. A la noche, una vez aparcada la moto, ya tendrás tiempo de tomar una cerveza mientras comentas las vivencias y anécdotas de la jornada.

9.      Y muy importante: antes de desplazarte a EEUU asegúrate de contar con un buen seguro de viaje con asistencia médica. Y una vez en el país, al alquilar la moto infórmate sobre las coberturas que incluye la póliza asociada a dicho servicio.

10.  Por último: si tienes alguna duda, antes de viajar ponte en contacto con la Embajada de EEUU en España.

Por cierto: si no eres motorista y has leído el presente artículo por curiosidad, siempre te quedará la posibilidad de hacer la Ruta 66 como “paquete” o en un coche. En cualquier caso, será una experiencia inolvidable. ¡Buenas curvas!