> 
 > 

Conducción en ciudad: ¿moto o scooter?  


Publicado el 13/03/19

Por sus numerosas ventajas, las motocicletas son protagonistas de los nuevos modelos de movilidad sostenible. Pero para conducir en ciudad, ¿qué es mejor? ¿Una moto o un scooter? Si quieres conocer sus pros y contras, ¡sigue leyendo!

Sin duda, el concepto de movilidad en las grandes ciudades ha cambiado notablemente en los últimos años. Con el objetivo de crear núcleos urbanos más sostenibles, los ayuntamientos están impulsando políticas en las que se prioriza el espacio para los peatones y se privilegia a los vehículos menos contaminantes.

Y entre estos últimos figuran las motocicletas, de cuyas ventajas ya nos hemos ocupado en distintos artículos de Territorio AMV. No es de extrañar, pues, que se hayan convertido en una interesante opción para moverse por la “city”. De manera especial, las de pequeña cilindrada.

Buena muestra de ello lo representan las cifras del mercado español correspondientes a 2018. Según la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor), el 54% de las ventas registradas el año pasado correspondió a motocicletas de hasta 125 cc. En cuanto a los modelos con mayor tirón comercial, no hay duda: de los 10 modelos más vendidos, nueve son scooters.

Dicho esto, parece claro que el scooter tiene más ventajas que la moto para realizar desplazamientos urbanos. Pero no es menos cierto que esta última también reúne una serie de atractivos a tener en cuenta. Por ello, repasamos a grandes rasgos los principales pros y contras de motos y scooters en conducción urbana. ¡Toma nota!

¿Por qué los scooters son los reyes de la ciudad?

En comparación con otros vehículos motorizados, motos y scooters son más respetuosos con el medio ambiente, facilitan reducir el tiempo de los desplazamientos, consumen menos combustible y suponen un ahorro a la hora de contratar el seguro obligatorio o pasar por el taller para realizar el mantenimiento.

Pero llegado el momento de realizar una comparativa, cada uno aporta un valor añadido específico. Centrándonos en los scooters, estos son algunos de los argumentos que los han convertido en auténticos “best sellers” del mercado:

·       Facilidad de conducción. Probablemente, es la principal ventaja que valoran los usuarios. De manera especial, los titulares del carnet B que deciden aparcar su coche y apostar por un medio de transporte más económico y ecológico.

Por lo general, al equipar una transmisión de variador continuo, los scooters no nos obligan a cambiar de marcha. Y el hecho de no tener que estar pendiente del accionamiento de la maneta del embrague y de la palanca del cambio es algo que agradecen muchos conductores.

·       Oferta amplia y variada. Tal y como explicamos en el post “¿Qué moto scooter elegir?”, en el mercado se comercializan distintos tipos de scooters. Al margen de su cilindrada, por un lado encontramos los de rueda baja, muy ágiles en el tráfico urbano y con una notable capacidad de carga. Y frente a ellos, los de rueda alta resultan más estables y cómodos.

Pero en los últimos años han ido apareciendo otros modelos muy apreciados por los usuarios del carnet B. Se trata de los scooters de tres y cuatro ruedas que, debido a su estabilidad, transmiten mucha seguridad a quienes los conducen.

·       Practicidad. Ya que nos hemos referido a la capacidad de carga, los scooters son más prácticos que las motos. El hecho de contar con diferentes guanteras, y un cofre bajo el asiento que permita guardar el casco y otros objetos, es otro argumento de peso a considerar.

·       Protección. Por su diseño, el escudo frontal de un scooter posibilita resguardar las piernas, mientras que, en comparación con la cúpula de algunas motos, el parabrisas suele ofrecer una mayor protección contra el polvo, las salpicaduras y los insectos.

·       Agilidad y comodidad. Y no menos importante, los conductores de scooters destacan su agilidad y comodidad. En cuanto a la primera, el menor tamaño de las llantas y un peso inferior al de las motos convierte a los scooters en vehículos muy ágiles en el siempre “agitado” tráfico urbano.

Un escenario en el que dos ocupantes viajarán a sus anchas gracias a un amplio y cómodo asiento. En este apartado, cabe destacar que la plataforma para descansar los pies permite que el conductor vaya más relajado. Y que tanto los reposapiés como los asideros habilitados para el acompañante contribuyen a que el “paquete” pueda disfrutar de una posición cómoda, ergonómica y segura.

¿Qué desventajas presentan los scooters?

Por todo lo expuesto, está claro por qué los scooters son los reyes de la ciudad. Sus ventajas son muchas y los modelos “premium” rozan la perfección. Pero, en líneas generales, presentan algunos inconvenientes:

·       Menor estabilidad. Especialmente, los scooters de rueda baja son menos estables en carretera y sobre firmes irregulares. Asimismo, suelen ser sensibles al viento lateral. Si deseamos un modelo que nos aporte estabilidad y comodidad, quizás sea más adecuado decantarse por un scooter de rueda alta.

·       Precio de algunos modelos. Uno de los grandes atractivos de los scooters es su precio. Pero, lógicamente, el mismo irá incrementándose a medida que el modelo sea más sofisticado. No es lo mismo adquirir un scooter convencional que uno de tres o cuatro ruedas o uno eléctrico.

¿Qué beneficios nos aporta una moto en ciudad?

Pero el hecho de que los scooters sean legión en las ciudades no quiere decir que las motos estén marginadas... Muy al contrario, por los grandes núcleos urbanos circulan motocicletas de todo tipo. Y esa variedad de segmentos es una de las principales ventajas que encuentran sus usuarios:

·       Exclusividad. Si la oferta de scooters es amplia y variada, la de las motos podría considerarse infinita. Aquí podremos elegir entre motocicletas naked, deportivas, clásicas, maxi-trail, touring, etc., y distinguirnos del resto de conductores con un modelo exclusivo que refleje nuestra personalidad motera.

Lógicamente, las motos de baja cilindrada son las más idóneas para la ciudad. Pero con las de media y gran cilindrada podremos, además, realizar desplazamientos interurbanos y devorar kilómetros en carretera.

·       Mayor estabilidad. Y en este último escenario, en comparación con los scooters, es donde las motos hacen gala de una mayor estabilidad. En el caso de las ciudades, la notaremos especialmente en las vías de circunvalación.

Otra cosa son las prestaciones y la seguridad. Quienes piensen que las motos responden mejor al toque del gas, han de saber que algunos scooters son igualmente enérgicos al girar el puño derecho. Y cada vez son más los modelos que al obligado sistema antibloqueo de frenos (ABS) suman el control de tracción. Por lo tanto, scooters y motos se han equiparado mucho en ambos apartados.

¿Por qué las motos son menos indicadas para la ciudad?

La respuesta a esta pregunta es sencilla. Las motos carecen de algunas de las principales ventajas de los scooters. Sobre todo, hay dos argumentos que las penalizan notablemente:

·       Conducción complicada. Quienes se han iniciado en el mundo de las dos ruedas conduciendo motos no tienen ningún problema con su manejo. Accionar la maneta del embrague o utilizar los pies para cambiar de marcha y frenar es algo natural en ellos.

Sin embargo, los conductores de coche que se pasan a la moto no lo ven tan claro. Sin experiencia previa, les resulta mucho más fácil habituarse a la conducción de un scooter.

·       Capacidad de carga nula. Y frente a este último, la capacidad de carga de una moto, salvo que venga equipada con maletas y baúl trasero, es prácticamente nula. En este capítulo, una moto nos obligará a adquirir algún accesorio extra para poder guardar el casco y los artículos que deseemos transportar.

En ciudad: ¿moto o scooter? Por sus numerosas ventajas, parece que la pregunta no admite discusión. Si nos ceñimos al ámbito urbano, un scooter nos dará muchas satisfacciones. Pero también hay quien prefiere desplazarse por la “city” a los mandos de una moto. Ahora, tú eliges. Pero ya sea en moto o en scooter, conduce con sentido común para que tu experiencia urbana sea lo más segura posible. ¡No lo olvides!