> 
 > 

Consejos AMV para evitar multas  


Publicado el 13/07/16

Una conducción responsable contribuye a prevenir posibles accidentes y también a evitar multas. Repasamos las infracciones más frecuentes y las sanciones que conllevan. Toma nota.


Desde Territorio AMV promovemos la conducción segura con el objetivo de contribuir a reducir la siniestralidad en un colectivo tan vulnerable como el de los motoristas. Sin duda, un comportamiento responsable al manillar ayuda a prevenir posibles accidentes y, no menos importante, a evitar multas que, en el peor de los casos, pueden suponer sanciones económicas que pueden llegar a un desembolso superior a 30.000 euros e incluso el ingreso en prisión.

 Con el objetivo de concienciar a los motoristas de los riesgos que conlleva una conducción irresponsable, la “startup” española Wiquot ha elaborado un “ranking” con las infracciones más frecuentes que cometen los motoristas. Un listado que en Territorio AMV analizamos con mayor profundidad para evitar multas.

 

Evitar multas: No llevar consigo el permiso de conducción

 Tal y como hemos detallado en el artículo “Papeles de la moto: qué llevar para que no te sancionen”, entre la documentación obligatoria que debemos portar a la hora de manejar un vehículo de dos o tres ruedas se encuentra, obviamente, el permiso de conducción. Recuerda que tiene que estar en vigor y, al menos, con un punto, ya que la pérdida del saldo te inhabilita para circular.

 Si por aquello de las prisas (malas consejeras) te dejas el carnet de conducir en casa o en el trabajo, no llevarlo encima cuando te sea solicitado por los agentes conlleva una sanción económica de 10 euros. Además, es probable que, tras la multa, te soliciten presentarlo en una oficina de la policía local en un plazo determinado.

 

Conducir con el carnet caducado

 También puede que se te pase renovar el permiso de conducción. Si es así y los agentes encargados de regular el tráfico te solicitan el carnet y comprueban que el mismo está caducado, la sanción económica asciende a 200 euros.

 Por ello, conviene anticiparse y curarse en salud. Si tu permiso de conducción está a punto de caducar, solicita cita previa en la web de la Dirección General de Tráfico (DGT)o acércate a un centro de reconocimiento autorizado. Encontrarás todos los detalles en el artículo “Carnet de conducir: conocimientos previos para su renovación” para evitar multas por este motivo.

 

Conducir una moto sin el permiso adecuado

 En los artículos “¿Es posible conducir una moto con carnet de coche?”y “Carnets de moto: aclaramos dudas” explicamos detalladamente qué tipos de motos y ciclomotores se pueden manejar en función del permiso de conducción obtenido.

 Si no es así, pueden sancionarte con una multa de 500 euros y retirarte cuatro puntos del carnet. Y no sólo eso. Si un amigo o conocido se ha prestado a dejarte un vehículo que no puedes conducir, él también podría ser sancionado con 200 euros.

 

Manejar un vehículo sin permiso de conducción

 Esta situación es, sin duda, una de las más delicadas. Según el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, se considera una infracción muy graveconducir un vehículo careciendo del permiso o licencia de conducción correspondiente”.

Así pues, si no te has sacado el permiso, has perdido todos los puntos o te han retirado el carnet por orden judicial o administrativa y te “pillan” conduciendo, has de saber que las causas detalladas son consideradas delitos castigados con una pena de tres a seis meses de prisión, una multa económica de 12 a 24 meses o trabajos en beneficio de la comunidad por un periodo de uno a tres meses.

 

No actualizar los datos en el carnet de conducir

Es uno de los descuidos más habituales de los conductores. Si cambias de domicilio, aunque el nuevo se mantenga en el mismo distrito o ciudad, recuerda que en tu permiso de conducción deben figurar los datos actualizados. Si no es así, serás sancionado con una multa de 80 euros.

 En la web de la DGT, dentro de la sección Permisos de Conducción/Cambio de Domicilio, te especifican dónde puedes realizar el trámite y qué documentación precisas. Además, encontrarás un enlace que te permitirá consultar cuáles son los ayuntamientos en los que podrás llevar a cabo gestiones administrativas relacionadas con la DGT.


No pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV)

 Entre las multas más frecuentes que se aplican a los conductores de nuestro país figura la relativa a no pasar la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos. En este sentido, la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) señala que más de la mitad de los propietarios de motocicletas y ciclomotores obligados a pasar la ITV de su vehículo no acude a la revisión en la fecha que le corresponde.

 En caso de circular sin haber pasado la ITV de la moto, lo normal es que te sancionen con, al menos, 200 euros. Eso en el mejor de los casos, ya que los agentes podrían exigirte la documentación del vehículo e inmovilizarlo.

 Para evitar multas por este motivo, te recomendamos que leas atentamente el artículo “ITV de la moto: consejos AMV para pasarla”.

 

Conducir sin casco

 El casco es obligatorio y, en la actualidad, existen numerosos modelos en el mercado para satisfacer todas las necesidades y bolsillos. Por ello, aunque el calor apriete, no descuides tu equipamiento. Es preferible utilizar un casco “jet” a llevar la cabeza descubierta. Piensa en las consecuencias que podría tener en caso de caída…

 Además, conducir sin casco conlleva una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del carnet. Y si en una moto viajan dos personas y quien no utiliza el casco es el pasajero, el sancionado será el conductor.

 

Circular sin el seguro obligatorio

 En el Territorio AMV solemos recordar que el artículo 1 de la “Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor” especifica que “el conductor de vehículos a motor es responsable, en virtud del riesgo creado por la conducción de estos, de los daños causados a las personas o los bienes con motivo de la circulación”.

 Y en su artículo 2, la citada norma deja claro que “todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro, por cada vehículo del que sea titular, que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil a la que se refiere el artículo 1”.

 Por lo expuesto, no podrás circular con tu moto sin la correspondiente póliza de seguro. Ten en cuenta que este es un asunto muy serio y que conducir sin seguro conlleva una multa que oscila entre 601 y 3.005 euros, además de otras consecuencias negativas en caso de accidente.

 Si tienes que contratar una póliza de moto, a través de AMV Hispania podrás hacerlo sin moverte de casa en sólo tres minutos. Desde la modalidad básica hasta un seguro a todo riesgo, y añadir coberturas opcionales de Asistencia en Viaje, Accidentes del conductor o Equipamiento.

 

Aparcar en espacios públicos

 Llegado el momento de aparcar tu moto en la vía pública, lo mejor es que lo hagas en los espacios reservados para tal fin. Si no es así, has de atenerte a las ordenanzas municipales. Por lo general, en las grandes ciudades podrás aparcar tu moto en las aceras siempre que su anchura supere los tres metros y teniendo en cuenta una serie de premisas.

Igualmente, es posible que te multen si estacionas en plazas públicas, encadenas el vehículo al mobiliario urbano u obstruyes el paso de los peatones. Para que te hagas una idea, incumplir las ordenanzas municipales, en lo que al aparcamiento se refiere, puede conllevar sanciones económicas que oscilan entre 30 y 200 euros.

 

Lavar la moto en la vía pública

 Si quieres dejar tu moto como nueva, te recomendamos leer el artículo “Lavar la moto: consejos para que luzca impecable”. Eso sí, para tal fin has de tener claro que no podrás llevar a cabo tal operación en la vía pública. En función de las ordenanzas municipales de cada localidad, la sanción oscila entre 30 y 3.000 euros.

Lo mejor es que laves la moto en un espacio privado o en una estación de servicio. Si en esta última aprovechas para repostar gasolina, no lo hagas con las luces encendidas o el motor en marcha, ya que te supondrá una multa de 80 euros.

 

Circular con la matrícula ilegible

 Al hilo del apartado anterior, es importante que tengas tu moto bien limpia, ya que así garantizarás que la matrícula sea legible. Si la placa está sucia o deteriorada, pueden sancionarte con 200 euros. Y tampoco está permitido que en la matrícula coloques pegatinas u otro tipo de adornos. Si es así, la multa asciende a 80 euros.

 

Conducir con los neumáticos desgastados

 Como hemos comentado en otros artículos, los neumáticos, junto a los frenos y las suspensiones, forman parte del denominado “triángulo de la seguridad”. Y juegan un papel esencial, ya que son el único nexo de unión entre el vehículo y la carretera. Por ello, es fundamental que se encuentren en buen estado y que la profundidad de las ranuras de la banda de rodadura no sea inferior a 1,6 milímetros. Conducir con unas cubiertas desgastadas conlleva una sanción de 200 euros.

 Y en relación a los neumáticos, has de saber que llamar la atención en la vía pública desgastando las cubiertas, está sancionado con 100 euros.

 

Dar marcha atrás o circular por el arcén

En carretera, si te pasas un desvío no intentes dar marcha atrás para cogerlo. Es una maniobra peligrosa que te puede suponer una multa de 200 euros y la retirada de cuatro puntos del permiso de conducción.

Y esa misma cantidad económica es la que tendrás que desembolsar si circulas por el arcén sin causa justificada.

 

Dejar la moto en la arena de la playa

Para finalizar, teniendo en cuenta que estamos en la época estival, te recomendamos no invadir la arena de la playa con tu moto. Recientemente, por dicha infracción se ha llegado a imponer una sanción económica de 30.505 euros a un motorista en la localidad almeriense de Roquetas de Mar.

 

También puedes leer:

 

La formación continua, vital para ser un motorista seguro

He perdido mi carnet de conducir: ¿qué hago?