> 
 > 

Viajar en moto por Europa  


Publicado el 16/08/17

Antes de emprender un viaje por Europa en moto conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones relativas al mantenimiento, el equipamiento, la distribución de la carga, la documentación y la cobertura del seguro. Las repasamos.

Si estás valorando la posibilidad de realizar un viaje en moto por Europa, antes de poner en práctica lo de carretera y manta es preciso que tengas en cuenta una serie de cuestiones, empezando, lógicamente, por el mantenimiento. Piensa que vas a “devorar” miles de kilómetros. Por ello, es de vital importancia que tu compañera de aventuras sea revisada a conciencia en un servicio oficial posventa o en un taller de confianza.

Aunque seas un “manitas”, debes confiar tu moto a profesionales. Desde el estado y el nivel del lubricante hasta el denominado “triángulo de la seguridad”, conformado por neumáticos, suspensiones y frenos, ellos se encargarán de inspeccionar todos sus componentes para evitar que sufras averías durante el viaje.

Pero tan importante como tener la moto a punto lo es equiparse correctamente. Tanto tú como tu acompañante –si tienes la fortuna de viajar en compañía– debéis contar con equipamiento específico y homologado. En este sentido, como recordamos en distintos posts de Territorio AMV, en los establecimientos especializados se comercializan artículos para todos los bolsillos y necesidades.

Y ya puestos, presta especial atención a la distribución de la carga en el baúl trasero, las maletas o las alforjas laterales, la bolsa sobre el depósito… En este capítulo, es importante que sepas cuántos kilos puedes transportar en los diferentes accesorios y cuál es el peso máximo que soporta el vehículo con pasajeros y equipaje. En función del reparto de carga que realices, la moto será más o menos estable.

 

Viajar por Europa en moto:

Documentación necesaria

Muy bien. Tu moto ya se encuentra en perfecto estado de revista, cuentas con el equipamiento apropiado y has distribuido correctamente la carga. Ahora, has de comprobar que llevas encima toda la documentación necesaria tanto personal como del vehículo. En el caso de la primera, no debes olvidar tu DNI, el pasaporte –necesario para acceder a aquellos países que no pertenecen a la Unión Europea (UE)– y el carnet de conducir –al igual que el DNI y el pasaporte, en vigor–.

Igualmente, asegúrate de portar la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), documento personal e intransferible que acredita el derecho a recibir prestaciones médicas, durante una estancia temporal, en todos los países que conforman la UE y en Suiza. Fuera de dichos límites, tendrías que contar con un seguro de viaje que cubriese tanto la atención sanitaria como los medicamentos.

En cuanto a la documentación del vehículo, tal y como te explicamos en el artículo “Papeles de la moto: qué llevar para que no te sancionen”, entre los mismos tiene que figurar el Permiso de Circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos. Esta última, además de contener información relevante de la moto, sirve para demostrar que se ha superado favorablemente la ITV. Si es así, tendrás que llevar, además, el informe de inspección técnica que te hayan entregado en la estación y colocar la pegatina acreditativa en un lugar visible de la moto.

Y por lo que respecta al recibo del seguro de la moto, en España no es obligatorio incluirlo entre la documentación, ya que los agentes de la autoridad pueden comprobar si la misma está asegurada a través del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA). Pero una vez fuera de nuestro país, es importante que cuentes con la denominada Carta Verde, que te permitirá acreditar que tu moto está asegurada en los países que figuran en dicho documento y que han firmado un acuerdo específico al respecto. Si has contratado tu seguro con AMV, no dudes en solicitárnosla en el Área de Clientes. Además, si llevas contigo todos los papeles de la póliza podrás recordar cuáles son las garantías que contempla y consultar el número de teléfono al que debes llamar en caso de accidente o avería.

Asimismo, en AMV te facilitamos descargar el parte de declaración amistosa de accidente si deseas imprimirlo y llevarlo junto al resto de papeles de la moto, aunque también puedes disponer de él en tu “smartphone” gracias a la App iDEA.

 

Amplía tu seguro con la cobertura de Asistencia en Viaje

Si antes de salir de viaje tienes que contratar un seguro de moto, en AMV te ofrecemos la solución que más se ajusta a tus necesidades. A través de nuestro tarificador, en pocos minutos podrás elegir desde la modalidad básica hasta un seguro a todo riesgo.

Y si lo tuyo es viajar, te recomendamos completar tu póliza con la cobertura de Asistencia en Viaje, ya que te brinda asistencia desde el km. 0 en España, y, además, en todo el territorio europeo y los países ribereños del Mediterráneo durante las 24 horas de los 365 días del año.

Por si fuese poco, la cobertura de Asistencia en Viaje contempla la libre elección del taller donde vaya a ser revisada la moto, asesoría jurídica y tramitación de multas. Y, por último, el abono de los gastos económicos generados por la custodia del vehículo tras su inmovilización o recuperación –hasta un máximo de 30 días–. Si quieres saber más, contacta con nosotros y te informaremos.