> 
 > 

Rutas por Asturias: ¡paraíso motero!  


Publicado el 05/06/19

¿Estás preparando las vacaciones estivales? Si no tienes muy claro tu destino, te proponemos unas rutas en moto por distintas comarcas de Asturias. Te esperan carreteras de curvas, naturaleza, buena gastronomía y mucho más. ¡Sigue leyendo!


Sin duda, hablar de Asturias es hacerlo de un paraíso natural. Buena muestra de ello es que cuenta con siete Reservas de la Biosfera. ¡Una pasada! Y no sólo eso: el Principado es una de las regiones de España que más apetece recorrer en moto en verano, ya que a sus agradables temperaturas suma una rica y variada oferta turística, cultural y gastronómica.

Si estás planificando un viaje en moto para las vacaciones estivales, te brindamos unos consejos para que tus trayectos sean cómodos y seguros. Y si aún no tienes muy claro dónde ir, a través del presente post te proponemos cuatro destinos asturianos que bien merecen una escapada. ¡Toma nota! 

Oriente de Asturias: mucho que ver y hacer

Probablemente, el Oriente de Asturias es la zona del Principado que más visitantes recibe a lo largo del año. Algo que no es de extrañar, pues cuenta con numerosos reclamos turísticos. Desde el Parque Nacional de los Picos de Europa hasta la playa de Arenal de Moris, ideal para la práctica de actividades como la vela, el surf o el windsurf, el Oriente asturiano invita a disfrutarlo con calma.

Lo aconsejable es una estancia de dos semanas y aprovechar cada día para visitar uno de sus 13 concejos. Y aunque sea mucho lo que haya que ver y hacer en ellos, estas propuestas pueden facilitarte la preparación de tus rutas moteras:

·         Lagos y santuario de Covadonga. Se encuentran a 10 kilómetros de la localidad de Cangas de Onís. Los primeros pertenecen al Parque Nacional de los Picos de Europa y han sido popularizados gracias a la Vuelta Ciclista a España. Y el segundo es lugar de peregrinación y centro neurálgico del turismo del Principado.

·         Fundación-Museo Archivo de Indianos. Ubicada en Colombres (Ribadedeva), su sede (Quinta Guadalupe) es el máximo exponente de la arquitectura indiana.

·         Llanes. Sorprende al visitante por sus múltiples perfiles: el marinero, el urbano, el de turismo rural, el cinematográfico… ¡De obligada visita!

·         Playas de Arenal de Moris y Ribadesella. Son una magnífica opción para darse un chapuzón y practicar algún deporte acuático.

·         Descenso del Sella. Declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional, se celebra el primer sábado de agosto.

·         Gastronomía. Y llegado el momento de reponer fuerzas, en el Oriente de Asturias se pueden degustar todo tipo de manjares: desde pescados y mariscos hasta carne asturiana y los afamados quesos de la tierra. ¡Y no puede faltar la sidra! Pero recuerda: alcohol y conducción son absolutamente incompatibles.

Comarca de la Sidra: tierra de pomaradas

Junto al Oriente de Asturias se encuentra una zona del Principado que combina el encanto del litoral con un importante legado patrimonial: la comarca de la Sidra. Formada por seis concejos, se trata, como su nombre indica, de tierra de pomaradas y sidra, ¡la bebida más popular de Asturias!

·         Museo de la Sidra. Y para conocer todo lo relacionado con su producción, consumo e historia, lo suyo es visitar el museo ubicado en la villa de Nava, a 30 kilómetros de Oviedo. ¡Merece la pena!

·         Museo del Jurásico de Asturias (MUJA). ¿Eres aficionado a la saga de películas de “Parque Jurásico”? Si es así, disfrutarás de lo lindo en este museo situado en la Rasa de San Telmo (Colunga), ya que en él se exponen réplicas de distintas especies de dinosaurios y numerosos fósiles.

·         Playas de Rodiles y de la Griega. Pertenecientes a los concejos de Villaviciosa y Colunga, respectivamente, son dos de las playas más concurridas de Asturias. En el caso de la segunda, en sus proximidades hay un yacimiento de huellas de dinosaurios.

·         Lastres. En el concejo de Colunga encontramos uno de los pueblos más pintorescos de Asturias. No es de extrañar que fuese elegido para rodar la serie televisiva “Doctor Mateo”. ¡Inclúyelo en tu ruta motera!

·         Gastronomía. Platos como chopa a la sidra, jabalí con patatines, arceas a la cazuela, la tradicional fabada, las cebollas rellenas, el cabrito con patatas o el “pitu de caleya” (pollo autóctono) son algunos de los manjares que pueden degustarse en la Comarca de la Sidra.

Cuencas Mineras: legado histórico

Continuando hacia el interior del Principado, las comarcas de la Montaña Central y del Valle del Nalón concentran buena parte de su legado minero. Una actividad que durante años, junto a la siderurgia, fue uno de los principales motores económicos de Asturias. Para tus rutas moteras por las Cuencas Mineras te recomendamos:

·         Museo de la Minería y de la Industria (MUMI). Situado en el concejo de San Martín del Rey Aurelio, es uno de los centros culturales más visitados de Asturias. Gracias a él, te harás una idea de cómo eran las antiguas minas y de qué manera se obtenía y transportaba el mineral extraído en ellas.

·         Museo de la Siderurgia (MUSI). Ubicado en Langreo y presidido por una imponente torre de refrigeración, muestra cómo fue el periodo de industrialización experimentado por Asturias en el siglo XIX.

·         El Angliru. Si lo tuyo son las carreteras de curvas, ¿por qué no te propones subir el puerto del Angliru? En las imágenes de la Vuelta a España hemos podido ver que supone todo un desafío para los ciclistas al tener que enfrentarse a pendientes de hasta el 23%. ¡Tranquilo! En moto será más fácil…

·         Mieres. Y también en la Montaña Central está el concejo de Mieres, que te sorprenderá por un patrimonio cultural vinculado a la minería en el que destaca el poblado minero de Bustiello.

·         Gastronomía. ¿Tienes apetito después de tantos kilómetros sobre la moto? La gastronomía de las Cuencas Mineras nada tiene que envidiar a la del resto de Asturias. Desde platos de caza hasta empanadas, pasando por guisos, pescados, mariscos, quesos y postres típicos de la zona, la oferta es amplia y variada. ¡No abuses si luego tienes que conducir!

Comarca de Oscos-Eo: frontera natural con Galicia

Por último, otra alternativa igual de sugerente es viajar al extremo occidental de la geografía asturiana. Formada por siete concejos, la comarca de Oscos-Eo, declarada Reserva de la Biosfera, se caracteriza por sus paisajes, el sabor de su gastronomía y la autenticidad de su cultura y forma de vida. En tus recorridos moteros deberías incluir los siguientes destinos:

·         Playa de Penarronda. Perteneciente al concejo de Castropol, ha sido declarada Monumento Natural por sus dunas eólicas y especies vegetales protegidas.

·         Taramundi. Aprovecha tu estancia en este concejo para visitar el Conjunto Etnográfico de Os Teixois, el Museo Interactivo de los Molinos, la Casa del Agua de Bres, la Casa de la Cuchillería, etc.

·         Castros. Si te apasiona la historia, en Taramundi, Santa Eulalia de Oscos y San Martín de Oscos se conservan restos que te permitirán conocer el legado histórico de la comarca.

·         Gastronomía. Variada y contundente. Así podría definirse la oferta culinaria de Oscos-Eo, basada en platos típicos como el caldo de nabizas, los callos con garbanzos, la fabada, el chuletón, la ternera guisada… Y en la carta de postres no faltan las tartas caseras, el arroz con leche o el requesón. Una delicia, ¿verdad?

Cobertura de Asistencia en Viaje: ¡inclúyela en tu seguro!

Asturias es un paraíso natural y también motero. Las que hemos incluido en el presente post son sólo algunas propuestas para recorrer un territorio conformado por ocho comarcas y 78 concejos en el que podrás realizar numerosas rutas moteras.

Pero recuerda: si vas a devorar kilómetros este verano, ¡no te olvides de incluir en tu seguro la cobertura de Asistencia en Viaje! En el caso de la ofrecida por AMV, sus garantías incluyen asistencia desde el km 0 en España, Europa y los países ribereños del Mediterráneo, libre elección de taller, asesoría jurídica, tramitación de multas y el abono de los gastos económicos generados por la custodia de la moto tras su inmovilización o recuperación.