> 
 > 

Verano en moto: ¡la ciudad es tuya!  


Publicado el 26/06/19

Si en la época estival vas a moverte en moto por la ciudad, no debes descuidar la puesta a punto ni el equipamiento motero. ¡Toma nota de nuestros consejos para desplazarte en verano en moto con seguridad!

¡El verano ya está aquí! Estamos en los meses del año en los que más apetece montar en moto. Y para los que tenemos que movernos por la ciudad, la moto es el mejor medio de transporte. ¡No lo dudes!

Sin embargo, no podemos bajar la guardia. También en la época estival, el mantenimiento del vehículo, el equipamiento específico de motorista y una conducción responsable nos ayudarán a disfrutar de nuestra moto con seguridad. ¡Toma nota!

 ¿Hace cuánto tiempo que no visitas el taller?

Aunque te muevas en un scooter de 125 cc y no tengas pensado viajar al Cabo Norte, tu moto siempre debe estar en perfecto estado de revista. Tanto al inicio de los meses más fríos como cuando empieza a apretar el calor, debemos acudir a un taller de confianza para que nuestra moto sea revisada por sus profesionales. ¡El mantenimiento es de vital importancia para movernos con seguridad!

Para empezar, en un taller revisarán el denominado triángulo de la seguridad vial, conformado por neumáticos, suspensiones y frenos. Y también comprobarán el estado y el nivel del aceite, engrasarán y tensarán la cadena –si fuese el caso–, comprobarán la carga de la batería, los grupos ópticos… Y no menos importante: prestarán especial atención al refrigerante, ya que su función es proteger el motor en situaciones de temperaturas extremas.

En verano, ¡no descuides tu equipamiento motero!

Y una vez que tengamos nuestra moto “como nueva” y lista para plantarle cara a los rigores del verano, tocará preocuparnos de nuestro equipamiento. En los meses más calurosos del año se incrementa el número de motoristas que sufren erosiones y quemaduras en la piel. Y ello tiene una explicación: con la llegada del calor, muchos bajan la guardia y conducen con camiseta, pantalón corto, falda, chanclas o sandalias… ¡Una temeridad!

Afortunadamente, atrás quedan los tiempos en los que la oferta de equipación para motoristas era reducida. Hoy en día, los fabricantes desarrollan cascos y complementos para las distintas épocas del año. En el caso del verano, estas son algunas de sus propuestas para los desplazamientos urbanos:

·         Cascos. Los modelos de tipo “jet” y los abatibles son los grandes reyes de la ciudad. Los primeros son realmente prácticos y los segundos nos ofrecen una protección extra si bajamos la mentonera. Cualquiera que sea la elección, asegúrate de utilizar un casco homologado.

·         Chaquetas. De las chaquetas de moto urbanas ya nos hemos ocupado en Territorio AMV. Verás que las diseñadas para la época estival se caracterizan por sus microperforaciones, inserciones de malla y cremalleras para regular la entrada de aire. ¡Y también por sus protecciones, claro! Si el modelo que utilices cuenta con inserciones reflectantes, ¡mucho mejor!

·         Pantalones. Está claro: el pantalón corto o la falda no son las prendas más apropiadas para montar en moto. ¿Has pensado cómo quedarían tus bonitas piernas bronceadas si sufres una caída? Para circular en moto por ciudad en verano, es mejor que utilices un pantalón vaquero o chino para motoristas. Son iguales que los de uso normal pero suman protecciones y refuerzos.

·         Guantes. En las tiendas especializadas encontrarás modelos ligeros con perforaciones en el dorso de la mano o entre los dedos, para garantizar una óptima ventilación, y dotados de protecciones. No es aconsejable utilizar guantes que dejen la mitad de los dedos al descubierto. “Molan” mucho pero sus estándares de seguridad son inferiores.

·         Calzado específico. Y lo mismo sucede con las chanclas o sandalias… En verano, procura calzar unas botas de caña corta para motoristas. O en su defecto, unas zapatillas de lona cerradas.

¿Pueden multarnos si conducimos con chanclas o sandalias?

Sobre la vestimenta de los conductores, el Reglamento General de Circulación no contempla ninguna prohibición o restricción expresa. Pero en el artículo 18 (Otras obligaciones del conductor) deja claro que:

·         El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.

Pues bien. Basándose en dicho artículo, un agente podría denunciarnos si considera que el uso de unas chanclas o sandalias, u otro tipo de calzado inapropiado, nos condicionan negativamente en la conducción y pueden suponer un riesgo. Y ya puestos, podría reforzar su decisión recurriendo al artículo 17, que establece que “los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos”.

Haznos caso: lo importante no es la sanción en sí, sino tu seguridad, la de tu acompañante si fuese el caso y la del resto de usuarios de la vía. No conduzcas con chanclas, sandalias o un calzado que no te proteja ni te permita conducir con normalidad. ¡No lo olvides!

Consejos para circular en moto por la ciudad en verano

Moto en perfecto estado de revista y equipamiento motero apropiado para el verano. ¡Ya estamos preparados para movernos en moto con seguridad por la ciudad! Como en cualquier otra estación, conduce con responsabilidad, respeta las normas de circulación y pon en práctica estos consejos:

·         Procura no conducir en las horas centrales del día. ¡Son las más calurosas! Y si tienes que circular al amanecer o al atardecer, ¡cuidado con los deslumbramientos!

·         Utiliza los intermitentes al iniciar la marcha y siempre que realices maniobras como la salida de una rotonda, un adelantamiento, un giro o un cambio de sentido. ¡Están ahí para utilizarlos!

·         En moto, la atención es primordial. Mira por los retrovisores y gira ligeramente la cabeza a ambos lados cuando sea posible para saber cómo está el tráfico a tu alrededor. Y “escanea” el asfalto para detectar posibles “trampas” (baches, rejillas de ventilación, pintura deslizante, restos de lubricante, etc.).

·         Circula siempre respetando los límites de velocidad. Una velocidad excesiva o inadecuada puede tener graves consecuencias. Y no zigzaguees o utilices el carril contrario para avanzar posiciones. ¡No te la juegues!

·         Mantén una distancia prudencial con los vehículos que te preceden y no te sitúes en su ángulo muerto.

·         Ojo con los viajeros que se bajan de un autobús o un taxi. Y, en general, con los peatones. Hay quienes cruzan la calzada sin tomar las precauciones debidas.

·         Y si tienes que hidratarte, ¡agua fresquita! Alcohol y conducción son incompatibles.

AMV asegura tu equipamiento motero. ¡Infórmate!

Ya has visto lo importante que es prestar atención al mantenimiento de la moto, equiparse correctamente y conducir de forma responsable para disfrutar de los desplazamientos urbanos con seguridad en verano.

En el caso del equipamiento, ¿sabías que el seguro a terceros de AMV incluye la cobertura del casco y el chaleco airbag? ¿Y que las garantías de tu póliza puedes ampliarlas con la cobertura opcional de Equipamiento?

Si tienes que asegurar tu moto, en AMV podrás calcular el precio del seguro y contratar las coberturas que realmente necesitas en sólo 3 minutos y sin moverte de casa. ¡Así de fácil! Entra en nuestro tarificador online para seguros de moto y obtén tu presupuesto personalizado.