> 
 > 

Consejos para comprar un coche clásico  


Publicado el 12/12/18

Si estás pensando en comprar un coche clásico, antes deberías tener en cuenta una serie de consejos. Toma nota de los que te ofrecemos en el presente post y ponlos en práctica junto a un experto o un mecánico de confianza.


Sin duda, los coches clásicos están de moda, como lo demuestra el que cada año se celebren numerosos salones, festivales vintage, concursos de elegancia, reuniones de autoclubes, pruebas de regularidad, etc., a lo largo y ancho de la geografía española.

En el caso de los salones, se han convertido en un excelente marco donde adquirir un vehículo clásico, ya que en ellos están presentes establecimientos especializados y vendedores particulares. Y si lo que deseamos es una joya de colección muy exclusiva, siempre nos quedará la opción de pujar en una subasta…

Pero, una vez dispuestos a comprar un coche un clásico, ¿qué aspectos debemos tener en cuenta para asegurarnos de que realizamos una buena inversión? Si deseas introducirte en el apasionante mundo de los clásicos, toma nota de estos 10 consejos básicos para intentar que tu adquisición sea lo más satisfactoria posible.

10 consejos básicos para comprar un coche clásico


1. Paciencia a la hora de comprar un coche clásico

O dicho de otra manera: las prisas no son buenas consejeras. La primera recomendación a poner en práctica es evitar la compra por impulso. Si estás buscando un modelo de automóvil en particular, tómatelo con calma. Consulta las publicaciones especializadas, busca en Internet, indaga en foros de aficionados a los clásicos, ponte en contacto con varios vendedores, compara precios y, no menos importante, haz números.

Porque tan importante como saber elegir el automóvil adecuado y un vendedor de confianza lo es tener presente que todo vehículo conlleva unos gastos en concepto de reparaciones, inspecciones de ITV, seguro… Por cierto, ¿sabías que, aunque no se utilice, un coche clásico debe estar asegurado?

Así pues, intenta que la compra sea lo más racional posible y antes de “rascarte” el bolsillo piensa si vas a poder mantener ese automóvil clásico que te ha enamorado a primera vista. Y si no puedes, no pasa nada: no te desesperes, ten paciencia y sigue buscando tu media naranja clásica. ¡La oferta es amplia y variada!

2. Inspecciona la carrocería del coche clásico visualmente 

Una vez seleccionado un coche clásico que se ajuste a tus gustos y presupuesto económico, es muy recomendable que lo inspecciones y pruebes en compañía de un experto o un mecánico de confianza. Contar con su opinión te ayudará a hacerte una idea de cómo se encuentra el vehículo y si el mismo requerirá algún tipo de reparación después de ser adquirido.

Para empezar, inspecciona visualmente la carrocería. Revisa el estado de la pintura y si la chapa presenta alguna anomalía, comprueba en qué estado se encuentran los grupos ópticos, los paragolpes, las superficies acristaladas y sus juntas, los neumáticos y las llantas… Y en caso de existir algún defecto, anótalo. Cualquier reparación supondrá un gasto extra a posteriori que tendrás que considerar llegado el momento de cerrar la compra.

3. Detecta signos de oxidación o corrosión

Durante la inspección visual a la carrocería es muy importante intentar detectar signos de oxidación o corrosión, dos “enfermedades” cuya “curación” conlleva un proceso laborioso de chapa y pintura. Pero más allá del “envoltorio”, sus efectos pueden presentarse en otras partes que no se encuentran a la vista, como la cara inferior del capó delantero o del portón trasero, el vano motor, el maletero, los pasos de rueda o los bajos del vehículo.

Para inspeccionar estos últimos, solicita al vendedor que sitúe el coche en un elevador y, sirviéndote de una linterna, aprovecha para revisar también el sistema de escape, las suspensiones, los frenos…

4. Verifica que el habitáculo del coche clásico está en buen estado

Continuando con la oxidación y la corrosión, sus señales también podrían ser visibles en el habitáculo. Por ello, al acceder al interior es aconsejable levantar las alfombrillas y verificar que el piso se encuentra en buen estado. Y ya puestos, echa un vistazo al desgaste de la tapicería, cerciórate de que todos los mandos funcionan y asegúrate de que te sientes cómodo en el puesto de conducción.

Finalmente, tanto al acceder como al salir del habitáculo confirma que las puertas encajan bien en los marcos y que los tiradores desempeñan correctamente su cometido.

5. Motor del coche clásico: si es posible, mejor con el original

Como veremos más adelante, no son pocos los coches clásicos que han sido objeto de una restauración. Al respecto, en algunos anuncios de venta de vehículos clásicos podrás leer que el automóvil en cuestión tiene muy pocos kilómetros porque el motor es nuevo. En este apartado, los entendidos recomiendan adquirir coches clásicos con el propulsor original o, en su defecto, con uno del mismo tipo.

Antes de probar el automóvil recaba toda la información posible sobre el origen del motor y a qué tipo de revisiones ha sido sometido. El libro de mantenimiento del vehículo y, de nuevo, el asesoramiento de un experto o un mecánico de confianza te serán de mucha utilidad a la hora de tomar una decisión.

6. Documentación del coche clásico: ponte en manos de profesionales

Al hilo del punto anterior, el libro de mantenimiento debe formar parte de la documentación del coche clásico que pretendas comprar. Si el vendedor lo tiene al día y, además, puede mostrarte las facturas o los comprobantes de las operaciones que se han realizado en el automóvil para conservarlo en perfecto estado de revista, será señal de que el vehículo en cuestión ha sido bien cuidado.

Asimismo, en lo relativo a los papeles te aconsejamos ponerte en manos de una gestoría especializada en coches clásicos. Sus profesionales se encargarán de comprobar que todo está en regla y te solucionarán cualquier problema relacionado con la documentación del automóvil.

7. Restauraciones y reformas de vehículos clásicos

Como hemos visto en el apartado dedicado al motor, los vehículos clásicos son objeto de restauraciones. Y no solamente en lo que atañe al propulsor. Además, algunos se someten a reformas de importancia que han de ser legalizadas.

En cuanto a las restauraciones, el vendedor debe aportarte toda la información necesaria sobre las actuaciones llevadas a cabo en el automóvil y si en las mismas se han utilizado recambios originales o no.

Y por lo que respecta a las reformas de importancia, deben quedar plasmadas en la tarjeta de ITV del coche clásico. Aquí, una vez más, la ayuda de una gestoría especializada te vendrá muy bien para verificar que el vehículo en venta se ajusta a la normativa vigente.

8. Comprueba que hay stock de recambios originales

Ya que nos hemos referido a los recambios originales, pregúntale al vendedor si posee recambios originales del coche clásico en venta y si el valor de los mismos está incluido en el precio del automóvil. Y al margen de ello, infórmate del stock existente en el mercado. Tanto en los salones como a través de Internet podrás saber si encontrar piezas de repuesto será una tarea fácil o difícil.

9. Sensaciones al volante: seguridad y comodidad

Lógicamente, en el proceso de compra de un coche clásico no puede faltar la prueba del vehículo. Si al accionar la llave de contacto arranca a la primera, buena señal: la batería responde bien. Al ralentí, presta atención a detalles como el sonido del motor o el color del humo que sale del escape. Nuevamente, contar con un experto o un mecánico de confianza te facilitará saber en qué estado se encuentra el automóvil.

Y en marcha, el coche debe transmitirte seguridad. Motor, caja de cambios, dirección, frenos, suspensiones, grupos ópticos… Todo tiene que funcionar correctamente para evitarte sustos en la circulación. Y como indicábamos en el capítulo dedicado al habitáculo, has de sentirte cómodo frente al volante.

10. Último paso: acuerda el precio del coche clásico con el vendedor

Muy bien. El coche clásico que has inspeccionado y conducido es de tu agrado y se ajusta a tus posibilidades económicas. Llegados a este punto, y tras comprobarse que toda la documentación está en regla, te tocará acordar el precio final con el vendedor.

En este sentido, si el automóvil se encuentra bien conservado es poco probable que puedas regatear. Pero si presenta defectos y los has ido anotando, podrás utilizarlos como argumento para ver rebajada la tarifa final. Piensa que cada uno de ellos conllevará un desembolso para su reparación. ¡No lo olvides!

Y cuando te sientas un orgulloso gentleman driver, recuerda que debes cuidar tu coche clásico. Desde buscarle un lugar apropiado para “dormir” hasta el uso de aceite, gasolina o neumáticos especiales, necesitará una serie de mimos para seguir funcionando como el primer día y darte muchas satisfacciones. ¡Tenlo en cuenta!

Tu seguro de vehículo clásico con AMV Legend

Con el objetivo de satisfacer todas las necesidades de los propietarios de vehículos con una antigüedad de 20 años o más, AMV España cuenta con un nuevo producto: AMV Legend. Se trata de seguros que, al igual que los convencionales, pueden personalizarse con diferentes coberturas.

A través de nuestro tarificador es posible asegurar de uno a seis vehículos clásicos. Para flotas de más de seis vehículos, los interesados deben ponerse en contacto con AMV llamando al número de teléfono 902 125 750 o enviando un correo electrónico a la dirección amvlegend@amv.es.

En el caso de los establecimientos especializados en la venta de vehículos clásicos que deseen ofrecer un servicio completo a sus clientes incluyendo el seguro, AMV pone a su disposición un departamento exclusivo de atención a profesionales. Quienes deseen contactar con él, pueden hacerlo a través del número de teléfono 902 901 911 (de lunes a viernes en horario de 9 a 18:30 horas) y la dirección de correo electrónico profesionales@amv.es.