> 
 > 

Pegatina de la ITV en la moto: ¿dónde colocarla?  


Publicado el 11/12/19

¿Cada cuánto tiempo se ha de pasar la inspección técnica? ¿Es obligatorio poner la pegatina de la ITV en todos los vehículos? En el caso de los ciclomotores y las motocicletas, ¿dónde puede ponerse el distintivo? Si no lo tienes claro, ¡sigue leyendo!

dibujo de una moto echando humo por el tubo de escape

¿Dónde colocar la pegatina en ciclomotores y motos?

Como punto de partida, ya sabemos que en la ITV van a entregarnos una pegatina cuando superemos la inspección. Y que la misma ha de colocarse en el vehículo. Pero, ¿dónde? ¿Qué dice la legislación al respecto? Como se ha comentado, las respuestas a estas preguntas figuran en el Reglamento General de Vehículos, en el que se establecen las siguientes consideraciones:

·         En el caso de los vehículos que tengan parabrisas, el distintivo de la ITV se colocará en el ángulo superior derecho del mismo por su cara interior.

·         En el resto de los vehículos, el distintivo se colocará en sitio bien visible.

Ya tenemos claro que, una vez que nos entreguen la pegatina, estaremos obligados a colocarla en nuestro vehículo de forma que quede bien visible. En un automóvil, la cosa es sencilla: tiene que pegarse en el ángulo superior derecha de la cara interior del parabrisas. Pero, ¿dónde podemos ponerla en un ciclomotor o una motocicleta?

Si nos atenemos a lo especificado en el primer punto del Reglamento General de Vehículos, un buen lugar, siempre que se cuente con dicho elemento, sería la pantalla parabrisas. Pero, cuidado, ¡el distintivo no puede ser un obstáculo! Si fuese así, mermaría nuestro campo de visión y, además, podrían sancionarnos.

Hay quien coloca la pegatina en la parte superior del carenado, la horquilla de la suspensión, el guardabarros delantero, el chasis… Y en Internet se comercializan soportes específicos que resguardan la pegatina de las inclemencias del tiempo y que pueden fijarse en varios lugares del ciclomotor o la motocicleta. ¿El mejor consejo? Preguntar en la estación de ITV. En función del modelo, sus operarios nos dirán cuál es el sitio más indicado para pegar el distintivo.

¿Es obligatorio poner la pegatina de la ITV en el vehículo?

Seamos positivos y pongámonos en el mejor de los supuestos: ¡hemos superado la ITV! En el mostrador de la estación nos entregarán los papeles del vehículo que presentamos antes de la inspección. Además, nos recordarán cuándo tendremos que volver a acudir a la ITV. Y, por último, nos facilitarán una pegatina, denominada V-19, que acredita que el ciclomotor o la motocicleta ha superado la ITV. Sobre el distintivo, esto es lo que dice el artículo 12 (Prueba de inspección) del citado Real Decreto 920/2017:

·         Los vehículos que hayan superado favorablemente la inspección técnica periódica deberán colocar el correspondiente distintivo V-19 conforme a lo previsto en el anexo XI del Reglamento Gener¿Cual de Vehículos. El distintivo será entregado por la estación de ITV y tendrá la consideración de prueba de inspección.

¿Qué sucede si no llevamos puesta la pegatina?

Actualmente, no llevar puesta la pegatina de la ITV es considerada una infracción leve que conlleva una multa económica. En situaciones en los que el distintivo se pierda, estropee o sea dañado o robado por algún gracioso, es recomendable acudir a la misma estación de ITV con los papeles del vehículo en regla y solicitar una nueva pegatina. Si no la obtenemos, y para curarnos en salud ante un posible control de tráfico, se aconseja llevar siempre el informe favorable y la ficha técnica para demostrar que la ITV se ha superado favorablemente.

¿Qué tipo de vehículos deben someterse a la ITV?

En función de su antigüedad, los vehículos están obligados a someterse a una revisión en una estación de inspección técnica de vehículos (ITV). Así queda reflejado en el Real Decreto 920/217, en cuyo artículo 4 (Disposiciones generales) se especifica que:

·         Los vehículos matriculados o que vayan a ser matriculados en España, para poder circular por las vías públicas deberán someterse a inspección técnica en una estación de ITV en los casos y con la periodicidad, los requisitos y las excepciones que se establecen en este real decreto.

Y en lo relativo a la frecuencia de inspección en función de la antigüedad de cada tipo de vehículo, la citada norma jurídica establece los siguientes plazos para ciclomotores y motocicletas:

·         Ciclomotores. Entendiéndose como tales los vehículos de dos ruedas con una velocidad máxima no superior a 45 km/h, un motor de combustión interna con una cilindrada inferior o igual a 50 cc y una potencia continua nominal máxima inferior o igual a 4 kW (en los modelos eléctricos). Hasta los tres años, están exentos de acudir a una estación de ITV. A partir de tres años de antigüedad, las inspecciones serán bienales.

·         Motocicletas. Vehículos de motor de dos o tres ruedas y cuadriciclos destinados a circular por carretera. Hasta los 4 años, no están obligados a pasar la ITV. Pero una vez superada dicha antigüedad, tendrán que hacerlo bienalmente.

¿Nos pueden multar si no acudimos a la ITV?

Como veremos a continuación, es muy importante acudir a una estación de ITV, ya que superarla es sinónimo de que nuestro ciclomotor o motocicleta se encuentra en perfecto estado. Y, siendo así, circularemos mucho más seguros. Si no cumplimos la ley, no pasar la ITV se traduce en la retirada del permiso de circulación del vehículo y una sanción económica. ¡No lo olvides!

¿Por qué es tan importante pasar la ITV?

Pasar una ITV no tiene que ser considerado un gasto ni una pesadilla. En una inspección verificarán desde el estado del alumbrado –esencial para ver y ser vistos– hasta el denominado triángulo de seguridad (neumáticos, suspensiones y frenos), pasando por las manetas, los espejos retrovisores, el sistema de escape o el nivel de emisiones. Si los inspectores no detectan defectos, superaremos la ITV y podremos circular con nuestro ciclomotor o motocicleta con seguridad. Pero si los defectos son leves, estaremos obligados a subsanarlos, aunque no tendremos que volver a pasar la ITV.

Otra cosa es que el resultado de la inspección sea desfavorable. En supuestos así, nos veremos en la obligación de llevar el vehículo a un servicio oficial posventa o un taller de confianza para que realicen las reparaciones oportunas. Y nos tocará volver a pasar la ITV. De lo contrario, nuestro ciclomotor o motocicleta podría ser dado de baja.

Y si el resultado es negativo, eso significa que el vehículo es un auténtico peligro rodante. Por dicha razón, tendrá que llevarse a un centro de reparación en una grúa. Y una vez reparado, acudir de nuevo a la inspección. Recuerda: ¡está prohibido conducir un ciclomotor o una motocicleta cuyo resultado en la ITV haya sido negativo!

¿Comprendes ahora por qué es tan importante pasar la ITV? ¿Qué sucedería si nadie comprobase si los vehículos son seguros y, por lo tanto, aptos para circular por las vías públicas? Toma nota: el mantenimiento periódico del ciclomotor y la motocicleta son esenciales para conducir con seguridad. Y también para, llegado el momento, superar la ITV satisfactoriamente.

Defectos graves: ¿cuáles son los más habituales?

Ya que hemos hecho referencia al mantenimiento, en un servicio oficial posventa o un taller de confianza se encargarán de revisar a conciencia nuestro vehículo antes de pasar una inspección. Es lo que popularmente se conoce como pre-ITV. Si, por lo general, el ciclomotor o la motocicleta está en condiciones óptimas, el precio de este tipo de revisiones suele ser asequible. Y como van a comprobarse todos los puntos que luego se inspeccionarán en la ITV, acudiremos más tranquilos a la estación sabiendo que todo está en orden.

Por si no lo sabías, estos son algunos de los defectos graves que se detectan en las estaciones de ITV:

·         El alumbrado y la señalización.

·         Problemas en el motor.

·         El equipo de frenos.

·         Los ejes, los neumáticos y la suspensión.

·         Las emisiones contaminantes.